Libro impreso Hijos de los días, Los

Siglo XXI - Argentina

Eduardo Galeano

Año de edición 2016
Referencia SVP10004
USD $ 17,59
Cantidad

-Sabía usted que el episodio más popular del catecismo católico, Adán y Eva mordiendo la manzana, no figura en la Biblia? / que el griego Eratóstenes midió la cintura del mundo, hace dos mil trescientos años, y se equivocó en 90 kilometros? / que Aristóteles escribió sobre la mujer que es un hombre incompleto”, y Santo Tomás de Aquino que es “un error de la naturaleza” ? / que hasta 1990 la homosexualidad fue una enfermedad mental, según la Organización Mundial de la Salud? / que al entierro de Karl Marx acudieron sólo once personas, contando al enterrador? / que hasta el año 2008 Nelson Mandela integró la lista de terroristas peligrosos para la seguridad de los EE.UU?
Estado
Nuevo
Isbn
978-958-665-414-2
Peso
0.48 kg.
Código de barras
9789586654142
Formato
14 x 21 cm
Número de páginas
432
Año de edición
2016
Edición
1
Encuadernación
Rústica
Tipo
Impreso
Colección
Biblioteca eduardo galeano
Eduardo Galeano

Eduardo Galeano

Autor

Es uno de los autores más leídos en lengua española y sin dudas un escritor seguido y querido como pocos. Como pocos, también, encarna el mejor encuentro entre el oficio del periodismo (del que extrae la concisión, el dato preciso, la mirada atenta a los procesos sociales) y la creación literaria, un encuentro del que nacen textos anclados en la realidad y, a la vez, de una gran poesía y hondura narrativa. Multipremiado mundialmente, traducido en innumerables países, ha escrito relatos breves, cuentos, ensayos y dos novelas. Es casi seguro que todos alguna vez han leído o escuchado palabras escritas por Galeano, incluso sin saberlo: hasta ese punto su mirada se hace eco de las pasiones comunes y no sólo de las propias, lo que lo acerca a los grandes artistas populares. Nació en Montevideo en 1940, cuando, según él mismo dice, “el mundo no esperaba nada bueno”, y allí vivió hasta 1973, cuando debió exiliarse primero en la Argentina y luego en la costa catalana de España. Como todos los artesanos, Galeano fue un perfeccionista incansable, que trabajaba no sólo con las palabras sino con los dibujos o grabados que acompañaban sus textos: él se encargaba de pensarlos, elegirlos y, en muchos casos, de hacerlos. Se dedicó sistemática e incansablemente a denunciar la desigualdad y la injusticia que atraviesan la historia de la humanidad, y a recuperar con una genialidad incomparable las tradiciones más hondas de América Latina. Siempre eligió el lado de los más débiles, con un discurso que se hacía eco del dolor pero que al mismo tiempo estaba lleno de belleza y esperanza. Eduardo Galeano falleció el 13 de abril de 2015, a la edad de 74 años en Montevideo, Uruguay.