Libro impreso Iusnaturalismo y positivismo jurídico

Trotta

Norberto Bobbio

Año de edición 2015
Referencia TRC10307
USD $ 31,20
USD $ 24,96 20% de descuento
Cantidad

Esta obra es, en palabras de Luigi Ferrajoli, -desde hace muchos años un clásico de la filosofía del derecho. Es quizá el libro filosófico-jurídico de Norberto Bobbio más conocido y leído-. En la primera parte presenta Bobbio su concepción de la filosofía del derecho, distinguiendo tareas, analizando problemas y proponiendo un programa de trabajo ius-filosófico orientado a clarificar conceptos, disolver falsas disputas y promover el intercambio de ideas entre las distintas orientaciones filosóficas. En las otras dos partes del libro el autor vuelve sobre la controversia entre iusnaturalismo y positivismo jurídico: se pone en el papel de árbitro, aunque defiende al segundo contra el primero.
Estado
Nuevo
Isbn
978-84-9879-570-7
Peso
0.31 kg.
Código de barras
9788498795707
Formato
15 x 23 cm
Número de páginas
232
Año de edición
2015
Edición
1
Encuadernación
Rústica
Tipo
Impreso
Colección
Estructuras y procesos / derecho
Norberto Bobbio

Norberto Bobbio

Autor

Nacido en Turín. En los años treinta y cuarenta comenzó a enseñar Filosofía del derecho en las universidades de Camerino, Siena y Padua. Durante esta época se incorporó al grupo turinés "Giustizia e Libertà", formó parte del Partito d'Azione y colaboró con la resistencia antifascista. Tras la guerra enseñó Filososfía del derecho en la Universidad de Turín (1948-1972).

También en Turín, entre 1972 y 1979, impartió clases de Filosofía de la política. En 1979 fue nombrado profesor emérito. Desde entonces, se le otorgó el título de doctor honoris causa por las universidades de París, Buenos Aires, Complutense de Madrid, Bolonia, Chambéry y Camerino, entre otras.

A sus estudios sobre teoría del derecho y de la política, Bobbio sumó numerosas investigaciones sobre pensamiento político y filosófico y sobre historia de la cultura, además de convertirse en un protagonista en activo del debate político italiano de posguerra. En reconocimiento a esa trayectoria, fue designado senador vitalicio por el presidente de la República Sandro Pertini, en 1984. Murió en Turín, en 2004.