Libro impreso Arte de ser feliz, El

Nórdica

Arthur Schopenhauer

Año de edición 2018
Referencia NDI10231
USD $ 27,61
Cantidad

Schopenhauer parte de la convicción pesimista de que la existencia de los seres humanos oscila entre el dolor y el aburrimiento. En las cincuenta reglas que el filósofo alemán escribió en diversos momentos de su vida, nos invita a usar el ingenio humano y la prudencia práctica para conseguir la felicidad. Schopenhauer se vale del ingenio humano y la prudencia práctica para encontrar reglas de conducta y de vida que nos ayuden a evitar las penurias y golpes del destino, con la esperanza de que, si bien la felicidad absoluta es inalcanzable, podamos llegar a esa felicidad relativa que consiste en la ausencia de dolor. Este libro es ilustrado por Elena Ferrándiz.
Estado
Nuevo
Peso
0.34 kg.
Formato
15 x 21 cm
Número de páginas
116
Año de edición
2018
Edición
1
Encuadernación
Lujo
Tipo
Impreso
Colección
Ilustrados
Arthur Schopenhauer

Arthur Schopenhauer

Autor

Contemporáneo de otros grandes pensadores como Goethe, Fichte o Schleiermacher, desarrolló una filosofía post-kantiana que a día de hoy mantiene una gran influencia, y que fue muy significativa en el pensamiento de otros filósofos como Nietzsche o Freud.

La principal obra de Schopenhauer fue El mundo como voluntad y representación (1819), en principio no tuvo gran acogida, y durante la mayor parte de su vida se vio incomprendido, constantemente en conflicto con otros filósofos mejor considerados como Hegel, con quien mantuvo una disputa constante en sus diferentes apreciaciones ideológicas.

Aunque comenzó estudiando comercio, por deseo paterno, tras la muerte de su padre abandonó estos estudios para empezar a estudiar Medicina, campo que también dejó al interesarse definitivamente por la Filosofía, en la que terminó doctorándose.

Influido por el orientalista Friedrich Majer, su estudio de la filosofía hindú y del budismo influyó en el desarrollo de sus tesis, adoptando conceptos como el nirvana y la negación del deseo para complementar su percepción de lo que él llamaba “la voluntad”, la naturaleza innata experimentada y adoptada por cada ser en el tiempo y en el espacio.

Schopenhauer falleció de un paro cardiorrespiratorio en su casa de Frankfurt, ciudad en la que llevaba viviendo 28 años tras huir de una epidemia de cólera desatada en Berlín.