Libro impreso República sorda

Valparaiso

Ilya Kaminsky

Año de edición 2021
Referencia VLN10023
USD $ 9,84
Cantidad

En un país ocupado en un momento de agitación política, República Sorda comienza con la intención de unos soldados de disolver una protesta, y el asesinato de un niño sordo: Petya. El disparo se convierte en lo último que los ciudadanos quieren escuchar: todos se vuelven sordos y su disidencia se coordina mediante el lenguaje de signos. La historia continúa con la vida privada de la gente del pueblo víctima de la violencia: una pareja de recién casados, Sonya y Alfonso, que esperan un hijo; la impetuosa Mama Galya, que instiga la insurrección desde su teatro de títeres, y las titiriteras, que enseñan lengua de signos de día y atraen a los soldados a sus trampas de noche. República sorda es a la vez una historia de amor, una elegía y una crítica al cinismo de nuestro tiempo y al silencio colectivo frente a las atrocidades. “Kaminsky ha escrito una perturbadora obra maestra que señala a todos los hombres como cómplices del mal por nuestro silencio. Su libro sobrevivirá a las épocas”.
Estado
Nuevo
Isbn
978-84-18694-01-1
Peso
0.17 kg.
Código de barras
9788418694011
Formato
13 x 21 cm
Número de páginas
172
Año de edición
2021
Edición
1
Encuadernación
Rústica
Tipo
Impreso

Ilya Kaminsky

Autor

(1977) nació en la antigua ciudad de la Unión Soviética de Odessa. Perdió la mayor parte de su audición a la edad de cuatro años después de que un médico le diagnosticara erróneamente las paperas como un resfriado, y Estados Unidos le concedió asilo político a su familia en 1993, instalándose en Rochester, Nueva York. Después de la muerte de su padre en 1994, Kaminsky comenzó a escribir poemas en inglés y obtuvo una licenciatura en Ciencias Políticas en la Universidad de Georgetown y un doctorado en Derecho por la Universidad de California. Con Paloma Capanna, cofundó Poets for Peace, que patrocina lecturas de poesía en todo el mundo para apoyar tareas humanitarias. 

ALFONSO, EN LA NIEVE

Estás vivo, me susurro a mí mismo, por lo tanto algo escucha en ti.

Algo baja por la calle, cae, no logra levantarse.

Yo corro etcétera con mis piernas y mis manos detrás

mi esposa embarazada etcétera bajo corriendo la calle Vasenka

sólo toma unos pocos minutos etcétera hacer un hombre.