Libro impreso Poemas de amor

Valparaiso

Edgar Allan Poe

Año de edición 2013
Referencia VAL10012
USD $ 12,70
Cantidad

Edgar Allan Poe (Boston, 1809 - Baltimore, 1849) es el más popular de los escritores estadounidenses. Las misteriosas circunstancias de su muerte lo han convertido en un personaje de leyenda. Su nombre es sinónimo de macabros crímenes, misterios sombríos y pasiones exacerbadas. Dueño de una pluma tan original como imaginativa, cultivó una obra poética de un intenso lirismo que ha cautivado a todas las generaciones a lo largo de más de dos siglos. La presente selección recoge algunos de sus más hermosos poemas de amor, en una traducción enteramente rimada, respetuosa con el sentido a la vez que reveladora fiel del ritmo, la estrofa y la música del original.
Estado
Nuevo
Isbn
978-84-941815-0-4
Peso
0.16 kg.
Código de barras
9788494181504
Formato
14 x 21 cm
Número de páginas
93
Año de edición
2013
Edición
1
Encuadernación
Rústica
Tipo
Impreso
Colección
Colección de poesía
Edgar Allan Poe

Edgar Allan Poe

Autor

(Boston, 1809-Baltimore, 1849) vivió una vida marcada por la necesidad y la desgracia: huérfano desde muy pequeño, escritor profesional con constantes altibajos económicos, viudo tras el fallecimiento de su joven esposa, su prima Virginia Clemm. Pero su obra sentó las bases de la literatura del futuro. Si el genio es la capacidad de «crear un tópico nuevo», como afirmaba Baudelaire (que lo tradujo y vivió poseído por este «escritor de los nervios»), de Poe surgen las reglas más fecundas de la literatura moderna. Por ejemplo, las del flaneurismo y el individuo perdido entre las masas de las ciudades. O las del cuento de terror psicológico, del que fue maestro en piezas célebres como «La caída de la Casa Usher» o «El corazón delator». O los elementos que definen el género policíaco, con las historias protagonizadas por Auguste Dupin, el primer detective. Poe fijó incluso las claves de una poesía moderna, urbana y «desromantizada» que da pie a las vanguardias del siglo XX y llevó a Stéphane Mallarmé a definirlo como «el dios intelectual de su siglo». Su muerte, con apenas cuarenta años de edad (¿alcoholismo?, ¿sobredosis?, ¿suicidio?), sigue siendo un misterio.