search
Subtotal USD $ 0,00
Total USD $ 0,00
  • Impreso

"Dicen pero no hacen": Teología de la Acción

  • Año de edición 2021
USD $ 10,96

La acción es elemento constitutivo de la familia humana universal. Por ella se ha transformado a sí misma y ha transformado al mundo desde la civilización de la piedra hasta la cibernética y la telemática. La acción vital, la actuación personal, la actividad conjunta, la praxis transformadora son los términos propios de oficios y laborales, de trabajos y profesiones de Homo faber que es también homo sapiens. Porque los referentes meta-teóricos conectan la acción con el mundo personal del agente, con el mundo social que valida la acción y con el mundo empírico que debe ser amado y respetado, transformado y sabiamente empleado en la tarea humana planetaria y cósmica. Esto explica que Vaticano II proclamará que el revelarse de Dios se realiza en hechos de la historia interpretados por la palabra; y que haya exaltado el valor presente y trascendente de la acción humana: convergencia feliz con la contemplación de Dios en la acción y con el camino de Ignacio de Loyola y su espiritualidad de la acción para en todo Amar y servir. Por ello, el principio esperanza es puntal para entrever el futuro de la acción presente hacia un mundo que puede ser mejor y diferente. El principio responsabilidad orienta nuestra acción con el sumo respecto por los seres bióticos y abióticos, compañeros de camino de hoy y de mañana. Y el principio planificación entrevé los objetivos y metas de nuestra acción: lejos del decir sin hacer, fuertes en el hacer del decir y del decir del hacer.

Últimas unidades en stock
La acción es elemento constitutivo de la familia humana universal. Por ella se ha transformado a sí misma y ha transformado al mundo desde la civilización de la piedra hasta la cibernética y la telemática. La acción vital, la actuación personal, la actividad conjunta, la praxis transformadora son los términos propios de oficios y laborales, de trabajos y profesiones de Homo faber que es también homo sapiens. Porque los referentes meta-teóricos conectan la acción con el mundo personal del agente, con el mundo social que valida la acción y con el mundo empírico que debe ser amado y respetado, transformado y sabiamente empleado en la tarea humana planetaria y cósmica. Esto explica que Vaticano II proclamará que el revelarse de Dios se realiza en hechos de la historia interpretados por la palabra; y que haya exaltado el valor presente y trascendente de la acción humana: convergencia feliz con la contemplación de Dios en la acción y con el camino de Ignacio de Loyola y su espiritualidad de la acción para en todo Amar y servir. Por ello, el principio esperanza es puntal para entrever el futuro de la acción presente hacia un mundo que puede ser mejor y diferente. El principio responsabilidad orienta nuestra acción con el sumo respecto por los seres bióticos y abióticos, compañeros de camino de hoy y de mañana. Y el principio planificación entrevé los objetivos y metas de nuestra acción: lejos del decir sin hacer, fuertes en el hacer del decir y del decir del hacer.
  • Formato
    Impreso
  • Estado
    Nuevo
  • Isbn
    978-958-781-620-4
  • Peso
    0.47 kg.
  • Tamaño
    17 x 23 cm.
  • Número de páginas
    286
  • Año de edición
    2021
  • Edición
    1
  • Encuadernación
    Rústica
  • Referencia
    CEJ11069
  • Colección
  • Código de barras
    9789587816204