search
Subtotal USD $ 0,00
Total USD $ 0,00
  • Impreso
El monolingüismo del otro

El monolingüismo del otro

  • Año de edición 2009
USD $ 20,07

Este libro es una especie de charla, el murmullo de una confesión animada, pero también un debate político en una lengua con respecto a esa misma lengua. En él puede leerse, con reservas, la pequeña autobiografía de un gusto inmoderado por lo que se ha llamado la -deconstrucción-, concepto cuya única definición, alguna vez aventurada por Derrida, fue: más de una lengua. Derrida nos cuenta su experiencia de judío francohablante nacido en Argelia. Como resultado nos encontramos ante una discusión ceñida, que entrelaza el problema del nacionalismo, de la lengua materna y de la ciudadanía.

Este libro es una especie de charla, el murmullo de una confesión animada, pero también un debate político en una lengua con respecto a esa misma lengua. En él puede leerse, con reservas, la pequeña autobiografía de un gusto inmoderado por lo que se ha llamado la -deconstrucción-, concepto cuya única definición, alguna vez aventurada por Derrida, fue: más de una lengua. Derrida nos cuenta su experiencia de judío francohablante nacido en Argelia. Como resultado nos encontramos ante una discusión ceñida, que entrelaza el problema del nacionalismo, de la lengua materna y de la ciudadanía.
  • Formato
    Impreso
  • Estado
    Nuevo
  • Isbn
    987-500-014-8
  • Peso
    0.13 kg.
  • Tamaño
    14 x 20 cm.
  • Número de páginas
    118
  • Año de edición
    2009
  • Edición
    1
  • Encuadernación
    Rústica
  • Referencia
    MAN10066
  • Colección
Jacques Derrida

Jacques Derrida

Autor

Nacido en El-Biar (Argelia) en 1930, es uno de los pensadores mayores de la escena filosófica del presente, señalada por la estrategia de la deconstrucción ligada a su nombre. Fue director de estudios de la École des Hautes Études en Sciences Sociales de París, donde impartió seminarios hasta su fallecimiento en 2004, además de profesor visitante en diversas universidades norteamericanas. En una entrevista concedida pocos meses antes de su muerte, Derrida se despedía con estas palabras: «Somos estructuralmente supervivientes, estamos marcados por esta estructura de la huella, del testamento. Pero […] la deconstrucción está siempre del lado del sí, de la afirmación de la vida».